....................... .....................
martes, 1 de noviembre de 2011 | By: Luis Alberto Medina Huamaní

CIRO CASTILLO ROJO Y ROSARIO PONCE: DISCURSO contra la prensa amarilla, inescrupulosa: en defensa de la libertad y la dignidad de la persona humana.

"Apoteósico" recibimiento y entierro
de Ciro Castillo Rojo"
Y… ¿si Rosario es inocente?

“Rosario, Arequipa te repudia”, “perra”, “asesina”…  son algunas de las expresiones vertidas por la población que se ha “solidarizado” con la desgracia de Ciro Castillo Rojo. Circulan en las redes sociales páginas, videos y comentarios similares en contra de la otra protagonista de esta tragedia, la “villana”, la “chica mala de la historia”: Rosario Ponce. Los diferentes medios de comunicación que han cubierto la desaparición y el posterior y reciente hallazgo del cuerpo inerte de Ciro Castillo Rojo, tras 203 días de intensa búsqueda, son responsables de estas reacciones y prejuicios a favor del primero y en contra de la dignidad de la segunda, por crear hipótesis, especulaciones, mentiras y toda clase de calañas y artimañas publicitarias con tal de generar titulares, ventas y rating.  Escribo estas líneas luego de haber observado silenciosamente, e indignado,  esta telenovela creada por la prensa amarillista y alimentada por la sociedad carroñera y maledicente.   

Cada vez que escuchaba de alguien despacharse contra Rosario Ponce me era inevitable pensar y preguntarme: “Y… ¿si Rosario es inocente?”. Aún no se conoce el desenlace final de esta historia trágica, sin embargo, creo pertinente y necesario alzar un grito de protesta y rechazo hacia todo aquello que se ha gestado en torno a esta dolorosa realidad para dos familias que, hoy por hoy, se encuentran enfrentadas por el deceso del joven estudiante de marras.

 Ciro Castillo y Rosario Ponce son, hoy por hoy, víctimas de las circunstancias, de los medios de comunicación y de esta sociedad insana. El primero, por haber protagonizado, sin pedirlo él, cual si fuese personaje de un mito o tragedia  griega, una historia llena de intrigas e hipótesis sobre su desaparición en la accidentada geografía del Colca (aunque la “historia” todavía no ha llegado a su fin, hoy, afortunadamente, ya descansa en la eternidad). Rosario, porque es autora de un “crimen” consumado: el haber sobrevivido a esta tragedia, su notoria inmadurez, su aparente insensibilidad, las contradicciones y exabruptos frente a la prensa.

En una sociedad que privilegia la verdad a la mentira, la razón a las emociones, lo objetivo a lo subjetivo, la reflexión a la mera especulación, la ética y el bienestar colectivo a los intereses particulares, toda persona natural o jurídica merece respeto y su dignidad, e integridad física y emocional prevalecen ante todo. En este sentido,  no se justifica, de ninguna manera las muestras de odio e intolerancia hacia Rosario Ponce: la dignidad de la persona humana está antes que los prejuicios y el repudio injustificado de una sociedad intolerante.


A fin de cuentas, estamos todavía lejos de ser esta sociedad referida líneas arriba; porque, entre otras cosas insanas, en el carnaval de la vida, en el seno de esta sociedad,  las masas acéfalas son las víctimas de la prensa amarillista hasta más no poder: se dejan arrastrar borreguilmente, sin más ni más, por las historias y opiniones vertidas por la los medios de comunicación; hasta que la  realidad y la ficción se fusionan para formar una realidad nueva, ficticia y llena de fobias, odios y temores; hasta convertirse en un culto con “matices abiertamente religiosos” como lo ha señalado el doctor Nelson Manrique (La República, 01/11/11: http://www.larepublica.pe/columnistas/en-construccion/la-canonizacion-de-ciro-01-11-2011), en su búsqueda de culpables o de  un algo o alguien que alimente su imaginario colectivo, su hambre y avidez por tener un referente real o ficticio que los conduzca a un lugar común que les hable desde sus traumas interiores o donde exterioricen sus fobias, frustraciones y miedos tribales.

Finalmente, no hay  libertad de expresión sin ética sino manipulación y lucro con la información y la verdad, tampoco hay democracia ni libertad en una sociedad intolerante y prejuiciosa. A estas alturas de la vida, son harto conocidas las leyes que rigen la moral, la ética, los principios y el compromiso de la prensa con la verdad: el rey dinero es quien manda y demanda. No importa cuánto se mienta o cuánto daño se haga a las familias implicadas con tal de generar titulares, ventas, y ganancias cuantiosas. Y… ¿qué pasa cuando los políticos o grupos económicos  amigos o socios de esta misma prensa incurren en faltas, evaden impuestos, corrompen a la sociedad, abusan de las mayorías, compran autoridades, y les pagan con tal de acallar a los opositores y a quienes se atreven a interpelar sus atrocidades y atropellos contra las leyes? Nada: simplemente callan o buscan chivos expiatorios (ya conocemos a muchos de ellos en el presente gobierno y en los anteriores). No podemos callar ante este tipo de atropellos: afortunadamente quedamos quienes podemos protestar y tenemos la capacidad de indignarnos. 


ARTÍCULOS RELACIONADOS/ RECOMENDADOS: 
http://www.americatv.com.pe/portal/programas/prensa/investigaci-n/cuarto-poder/multimedia/cuarto-poder-ciro-hacia-la-eternidad-301011

http://www.larepublica.pe/columnistas/en-construccion/la-canonizacion-de-ciro-01-11-2011

3 comentarios:

Luis Alberto Medina HuamaníÍ dijo...

La gran mayoría de los medios de comunicación, en lugar de ser una herramienta para informar, educar y formar una identidad y una sociedad crítica, son una plaga de intereses económicos... "son harto conocidas las leyes que rigen la moral, la ética, los principios y el compromiso de la prensa con la verdad: el rey dinero es quien manda y demanda. No importa cuánto se mienta o cuánto daño se haga a las familias implicadas con tal de generar titulares, ventas, y ganancias cuantiosas"... Callan y mienten cuando sus intereses económicos o los de los grupos económicos amigos, a quienes son adictos, peligran... desinforman o manipulan la información y con ello arrastran a la sociedad: niños, estudiantes escolares, amas de casa son las víctimas de esta falta de ética. Etc... ¿Qué herencia? ¿Qué cultura vamos legando a los más pequeños?: la de la informalidad, la mentira, la viveza, la corrupción, la indiferencia...

Anónimo dijo...

Ciro Castillo victima de Rosario Ponce, se violaron los derechos a la dignidad y a la vida de Ciro Castillo es el titulo que debes poner y en cuanto a la dignidad por que un muerto no habla no se puede defender, se le dijo que era marihuanero y droguero, que golpeaba a sus padres, y se violo su derecho a la vida por que lo empujaron o lo llevaron muerto o lo empujaron dos veces haszta que muera hasta cuando van ha entender.

Luis Alberto Medina HuamaníÍ dijo...

Señor anónimo "iluminado" no está de acuerdo usted con la nota aquí publicada, lo cual se respeta pero por respeto a la otra persona evitamos decirle cómo escribir o qué escribir; por otro lado su "hasta cuando van ha entender" está aquí demás. Es notorio que usted es un ejemplo de lo que aquí se habla: lo que la "prensa basura" genera. más basura para la sociedad.